Aprenda a estacionar

Hoy fui a subir al auto y vi un papelito enganchado en la ranura de la puerta. Pensé que era el humillante de siempre («COMPRO SU AUTO EN CUALQUIER ESTADO»), pero no. Con imprenta mayúscula y birome azul, decía: «APRENDA A MANEJAR. LOS DEMÁS TAMBIÉN NECESITAMOS ESTACIONAR».Lo giré, pero no decía nada más: del reverso, en tinta negra, la gitana Sandra ofrecía un servicio de … Continúa leyendo Aprenda a estacionar

A propósito de la terapia online

Ayer decidí que nunca más voy a tener terapia por videollamada. No voy a volver a llamar a Vanina para tratar mi neurosis. Si alguna vez lee esto, a lo mejor entenderá por qué.De la interminable lista de cosas horrendas que nos dejó hasta ahora la pandemia, como hacer colas de cincuenta metros para comprar una banana o coger con el codo, creo que las … Continúa leyendo A propósito de la terapia online

Una cena navideña

Hoy mi novia me agarró desprevenido. Me acorraló sin vueltas, cuando apenas nos despertamos:—Tenemos que definir a dónde pasamos las fiestas.Ahí supe que íbamos a discutir todo el día.Maldita pandemia. Me hizo olvidar por completo la planificación de esta charla. Intenté usar el jet lag de la tragedia planetaria a mi favor.—¿Eh? Estamos en marzo.—Hoy es 15 de diciembre.—¿Segura?— fruncí los ojos, mientras fingía chequearlo … Continúa leyendo Una cena navideña

Estimada ^CC

Estimada ^CC. Si obra el milagro de Twitter y esto llega a tus manos, por favor escribime. Mandame un mensaje directo, como solías hacer. Y continuamos por ahí. Soy yo: el titular de la línea finalizada en 5750.No voy a mencionar a tu compañía. Me cansé de dar explicaciones. ¿Tan difícil es que vuelvas a atenderme vos? ¿No se solucionará apagando y prendiendo Twitter o … Continúa leyendo Estimada ^CC