Lo que pasó con las fotos

No tiene por qué importarles, pero no existen fotos mías desde esta hasta al menos los últimos años. No hay registro de cuando tenía seis años y empezaba el colegio, ni de mi cumpleaños de ocho, ni de mi adolescencia y mi pubertad. La que ilustra este texto es la última antes del largo paréntesis de ausencias de imágenes congeladas que intentaban capturar mi vida. … Continúa leyendo Lo que pasó con las fotos

Un agujero en el asiento

Ayer llegué especialmente cansado al asiento del Plaza, el horroroso bondi que me transporta todos los días de La Plata a Buenos Aires y viceversa. Subí primero, elegí la fila de asientos de mi izquierda (a la derecha del chofer) y me senté del lado del pasillo, sana costumbre que adquirí ante la presencia de las cucarachas que caminan las ventanas. Continúa leyendo Un agujero en el asiento